Mejor Navegador 2017 para Windows 10 2017: Edge vs. Chrome vs. Firefox vs. Opera vs. Vivaldi

Elegir el navegador web correcto no es como elegir un sistema operativo o un sistema de teléfono móvil — quedarte con Mac OS o Windows, iOS o Android, son elecciones mutuamente excluyentes. Elige uno y no podrás elegir otro a no ser que compres un nuevo dispositivo o pases por el tortuoso proceso de arrancar Windows en un Mac. Pero elegir un navegador es en comparación más fácil, ya que en el momento en que acabes de leer este párrafo puedes descargar todos los navegadores principales del mercado, y de hecho no hay razón para no hacerlo.

De verdad. Puedes leer todas las estadísticas, benchmarks y tests de velocidad, pero el navegador adecuado para ti es aquel que tú sientas que es el correcto. Aquel que te proporcione todo lo que necesitas, y en el lugar en el que lo necesitas. Así que si tienes curiosidad por alguno en concreto, simplemente pruébalo. Y si sigues sin decidirte, o si aún estas en la temprana frase de la curiosidad por los navegadores, sigue leyendo. Aquí hemos elegido los mejores navegadores del mercado en la actualidad y los hemos analizado hasta el más mínimo detalle.

Mejor navegador: Google Chrome

Google Chrome

Chrome está en todos lados, y con razón. Con una potente colección de funcionalidades, completa integración de Google Account, un próspero ecosistema de extensiones y una fiable suite de apps para móvil, es fácil entender por qué Chrome marca el nuevo estándar de oro para los navegadores web.

Chrome también cuenta con la mejor integración móvil disponible. Con una app disponible en casi todas las principales plataformas, resulta muy sencillo mantener todos tus datos sincronizados, por lo que navegar entre distintos dispositivos es un proceso fácil y fluido. Inicia sesión en tu cuenta de Google en un dispositivo y todos tus marcadores de Chrome, datos guardados y preferencias aparecerán al momento. Es una función estándar que puedes encontrar en otras plataformas, pero la integración de Chrome es inigualable.

En resumen, Chrome es rápido, gratuito y ligero. Con un rico ecosistema de extensiones, puede estar tan cargado de funciones o tan sencillo como quieras que sea. Todo está justo donde debiera, los controles de seguridad y privacidad se muestran en un lenguaje muy directo y casi te olvidarás de que estás usando el navegador.

Si no estás seguro de qué navegador deberías estar usando, deberías estar usando Chrome.

El mejor entre los demás: Mozilla Firefox

Mozilla Firefox

Si hubieras leído este artículo hace diez años, puede que incluso cinco años, Firefox probablemente ocuparía la primera posición de los mejores navegadores del mercado. Pero a día de hoy la historia diferente. Firefox sigue siendo un navegador rápido y fiable, pero no ha envejecido bien.

Es un navegador muy capaz, con un amplio catálogo de extensiones y muchas posibilidades para personalizar la interfaz, pero no es tan rápido como una instalación limpia de Chrome y su integración móvil no ha evolucionado al ritmo de los tiempos. Si abres la app móvil de Firefox, podrás compartir marcadores entre distintos dispositivos, pero para ello tienes que abrirte una cuenta Firefox, además de que gestionar los ajustes entre plataformas no es tan fluido como en Chrome.

Firefox es cómodo, familiar y tiene un aroma a antiguo. Tener barras de búsqueda y de URL separadas es un tanto extraño, pero si pasas constantemente de un buscador a otro tener una barra de búsqueda separada puede ser una característica útil. Además, al llevar más tiempo presente que Chrome, algunas apps web antiguas — como las que podrías encontrar en tu universidad o tu lugar de trabajo — funcionan mejor en Firefox que en Chrome. Por ese motivo, nunca está demás mantenerlo cerca.

Pero como navegador principal, Firefox no ofrece muchas cosas que no ofrezca Chrome. Si se reduce a estos dos, realmente es una cuestión de preferencias personales. Chrome está por encima debido a su mejor integración móvil, pero Firefox está más que probado, y sigue recibiendo actualizaciones regulares.

Una atractiva alternativa a Chrome: Opera

Otro venerable navegador y popular alternativa es Opera, que comparte mucho de su ADN con Chrome. Ambos navegadores están basados en el motor de Google Chromium, y como resultado, tienen una experiencia de usuario muy parecida. Ambos cuentan con barra híbrida para URL y búsquedas, y ambos son relativamente ligeros y rápidos.

Las diferencias aparecen cuando analizas las funcionalidades de serie de Opera. Cuando Chrome confía más en el sistema de las extensiones para proporcionar las funciones que los usuarios pueden querer, Opera tiene algunas funcionalidades más incorporadas en el propio navegador.

Por ejemplo, Opera cuenta con una opción que viene de serie llamada “Stash” para guardar páginas que quieras leer más tarde. No hace falta iniciar sesión en Pocket o Evernote para guardar una página con el fin de leerla posteriormente. De forma similar, Opera también cuenta con un rápido menú dial que pone tus páginas más visitadas en un sólo lugar. Chrome también lo tiene, pero sólo en una nueva pestaña en blanco.

Como puedes ver, nos movemos en un territorios de pequeños detalles, por lo que es importante recordar que los navegadores son, más que cualquier otro servicio o app que puedas usar diariamente, dependientes por completo de tus preferencias personales, es decir, del que sientas que es más adecuado para ti. Opera tiene un estilo único, y combina algunas de las mejores características de Firefox y Chrome.

La opción por defecto sigue esforzándose: Edge

Edge

Edgese parece a Internet Explorer 11, aunque tiene bordes incluso más pequeños, menos iconos y una barra de herramientas simplificada diseñada a la imagen y semejanza de la nueva interfaz de Windows 10. Una solitaria barra de búsqueda y dirección también ocupa el ancho de la página, junto con un grupo de funciones principales que incluyen los marcadores, el modo lectura y la integración con Cortana.

Realmente se trata de una nueva generación de Internet Explorer, ya que es el navegador web por defecto de Windows, pero ha sido sometido a una completa renovación. Con Edge, Microsoft continúa lanzando nuevas funcionalidades específicas para cada plataforma, como el soporte para su asistente por voz Cortana. En lugar de dejarlo languidecer y lanzar parches de seguridad ocasionales, Edge recibe numerosas actualizaciones por parte de la compañía de Redmon, Washington.

Como desventaja, Edge tiene un soporte para extensiones relativamente reducido, y no permite mucha personalización. Aunque es rápido, su reducida interfaz puede parecer a veces demasiado simple. Y pese a que Edge ha recibido hace poco ciertas posibilidades de gestionar marcadores y ajustes entre distintos PCs, deberás buscar una solución de terceros para sincronizarte con un dispositivo Android o iOS.

Si buscas algo un poco más experimental que Chrome o Firefox, puedes abrir Edge y ver lo que puede hacer. Es posible que te lleves una sorpresa.

Una promesa que necesita crecer: Vivaldi

Vivaldi es único. No habrá dos usuarios de Vivaldi que tenga la misma configuración. Cuando lo ejecutas por primera vez, eres guiado a través de un proceso de configuración que dejar tu navegador dispuesto de forma que todo tenga sentido para ti. Puedes elegir dónde poner tus pestañas y tu barra de direcciones, y si quieres que las pestañas del navegador se muestren en la parte superior de la página o en un panel separado. Este es un navegador creado desde cero con el fin de proporcionar una experiencia de usuario única, y en su mayor parte lo consigue.

Este navegador brilla por su personalización. Puedes elegir entre una gran variedad de temas, cada uno con su personalidad, y que no se ven desfasados o fuera de lugar en ningún PC moderno, además de las elecciones de interfaz ya mencionadas. Si estás cansado de los sospechosos habituales, y quieres probar un navegador con un enfoque diferente a la actividad de navegar por la red, prueba Vivaldi.

Una vez dicho eso, aquí viene la principal advertencia: está limitado al uso de escritorio por ahora. Con soporte en Windows 10, Mac OS y Linux, Vivaldi sólo está disponible actualmente en plataformas de escritorio o tablets que funcionen con versiones completas de Windows. Al no tener versión móvil, no puedes compartir los ajustes, y eso es un problema para mucho usuarios.

También está dirigido a usuarios entusiastas, por lo que mucha gente podría sentirse confusa o decepcionada por este navegador. Vivaldi no tiene la culpa de esto, pero es difícil recomendarlo cuando puede ser un tanto exigente para usuarios novatos, que tienen a su disposición una gran cantidad de opciones.

Test comparativo

De acuerdo, ya has visto nuestras recomendaciones, pero si todavía quieres saber un poco más, puedes comprobar los resultados de nuestro test aquí debajo. Como verás, hemos incluido Internet Explorer y Safari, que fueron descartados en nuestra anterior ronda comparativa. Estos dos han recibido algunas mejoras en estos años, pero siguen siendo demasiado los navegadores “predeterminados” en sus respectivos sistemas y no ofrecen mucho más que lo mínimo necesario. Sin embargo, proporcionan una base familiar y la mayoría de usuarios tienen al menos uno de ellos instalado.

Casi todos los navegadores son compatibles con los estándares web y gestionan la velocidad con relativa facilidad. Un usuario casual probablemente no note la diferencia de velocidad de renderizado entre los navegadores modernos de hoy en día, pero los seis navegadores son mucho más rápidos y ligeros de lo que eran hace unos años, y lo continúan siendo con cada nueva versión. Abajo podéis encontrar los resultados de nuestros benchmarks para los seis navegadores, con los vencedores en cada categoría resaltados en negrita.

  JetStream 1.1 Kraken JavaScript 1.1 Octane 2.0 Cumplimiento de HTML5
  Más alto es mejor Más bajo es mejor Más alto es mejor “555” es perfecto
Chrome 55 167.71 1130ms 26312 502
IE 11 113.68 2216.7ms 13301 312
Firefox 46 147.26 1376ms 25628 466
Safari 10 138.44 1299ms 21213 370
Opera 31 164.83 1145.9ms 29512 496
Edge 194.49 1184.2ms 28324 453
Vivaldi 160.61 1113.8ms 27524 499

Google Chrome ha dominado durante mucho tiempo la prueba de cumplimiento de HYML5, y continúa haciéndolo con la última actualización, la Chrome 55, que se lanzó recientemente. Vivaldi se queda cerca, al igual que Opera, pero Chrome sigue manteniendo la corona.

El benchmark Jetstream, que se centra en las aplicaciones web modernas, tiene un sorprendente vencedor: Edge. Microsoft ha estado trabajando duro para optimizar su nuevo navegador, y ha obtenido sus resultados. Aún así, Safari, Chrome y Vivaldi no se quedan muy lejos.

Dos benchmarks de Javascript, el Kraken benchmark de Mozilla y el Octane 2.0 de Google, nos ofrece resultados más divididos. Opera se impone al resto en Octane 2.0, aunque Vivaldi se hace con el primer puesto en Kraken.

Dicho eso, la mayoría de navegadores están bastante cerca unos de otros. Los navegadores más lentos resultan ser Safari 10, que fue el más pobre de la lista, e Internet Explorer 11, que ya no recibe actualizaciones. Firefox también empieza a quedarse atrás, pero no tanto como los dos de abajo.

Seguridad y privacidad

La herramienta más valiosa para navegar de forma segura es la discreción del usuario, especialmente si tenemos en cuenta que todos los navegadores web han sufrido agujeros de seguridad en el pasado. Y la reputación de Internet Explorer y Chrome en cuanto a la protección de sus usuarios y su privacidad está considerada como la mejor.

Chrome, Safari, Vivaldi, Opera y Firefox confían todos en la API de Navegación Segura de Google para detectar sitios potencialmente peligrosos. Gracias a sus constantes actualizaciones, Mozilla, Chrome y Opera introducen mejoras de seguridad de forma constante. Pero Chrome lleva la seguridad un poco más lejos, analizando descargas potencialmente peligrosas. También hay add-ons de encriptación disponibles actualmente en Google.

Todos los navegadores ofrecen también una sesión de navegación privada. Las sesiones privadas evitan el almacenamiento del historial, los archivos temporales y las cookies. Por ejemplo, Internet Explorer 11 cuenta con una medida de seguridad llamada No Rastrear. Sólo Internet Explorer llega tan lejos como para bloquear por completo el rastreo de la comunicación con tu navegador. Y, lo que es aún más, según un estudio de NSS study de 2013, sólo Internet Explorer bloquea los rastreadores usados en más del 90 por ciento de los sitios potencialmente peligrosos.

Sin embargo, Microsoft ha confirmado que Edge no ofrecerá la función No Rastrear de IE, aunque puedes activar cierta protección frente a rastreadores. Este cambio de opinión se debe a que No Rastrear no es muy apreciado por muchas páginas web, por lo que no es muy útil en estos tiempos.

Por favor, siga y como nosotros:
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *