Mejor Navegador para Android 2017

Navegar por la red en tu dispositivo móvil no tiene que ser un ejercicio de futilidad. Está claro que algunos sitios lo largo de la autopista de la información masacran sus mejores prácticas, como cualquiera que se encuentre con anuncios que no pueden saltarse, tipografías demasiado grandes y gráficos confusos puede confirmar. Pero una buena app de navegación web puede hacer incluso la página web menos intuitiva un poco mejor. A diferencia de los navegadores de smartphone del pasado, algunos de los cuales omitían incluso los controles para hacer zoom y el soporte para navegación con pestañas, la crème de la crème entre los más modernos mejoran la lectura de maneras que antes no podíamos ni imaginar. Algunos incrementan la velocidad de la web comprimiendo las imágenes no optimizadas y las codifican al vuelo, o accediendo a los nombres de usuarios y contraseñas almacenados en la nube. Otros convierten el contenido codificado con Flash, un plugin patentado, en una forma interpretable por los smartphones. Y otros ofrecen soporte para plugins de terceros, como las apps para tomar notas y herramientas para compartir información, que mejoran en gran medida tu experiencia de navegación.

De hecho, posiblemente la tarea más ardua de la navegación web móvil de hoy en día no sea tratar de analizar cada uno de los detalles, sino eligir entre la variedad de navegadores que lo hacen bien. Estos van desde los refinados a los prototípicos, desde lo patentado a lo open-source, y desde lo orientado a la privacidad a lo que depende de los datos. Está Opera, un incondicional de los sistemas de escritorio que ha dado con éxito el salto hacia el móvil; Chrome, el esfuerzo siempre en desarrollo de Google que se equipara en cuanto a pulido y flexible quizá sólo a su versión de escritorio; y Firefox, un esfuerzo para móviles realizado por la organización no lucrativa Mozilla que se enfoca a la simplicidad. Y eso sólo analizando la superficie.

Elegir un navegador es un desafío, en honor a la verdad, pero tampoco llega a ser una tarea imposible. Para simplificar las cosas, hemos elegido los navegadores más fluidos, intuitivos y robustos que hemos encontrado. No es una lista exhaustiva en ningún modo, ni una definitiva. Después de todo, al igual que la propia web, el número de navegadores móviles crece por horas. Pero es un buen punto de inicio.

Chrome

Chrome

Chrome, el navegador de Internet que resulta casi tan sinónimo de la web como Internet Explorer de Microsoft, se lanzó para Android en 2012. No fue el primer navegador de terceros para esta plataforma del mercado, pero suplió su tardanza con una gran abundancia de funcionalidades. Entre las más destacadas, encontramos la posibilidad de iniciar búsquedas rápidamente desde la barra de direcciones con la voz o el teclado, la navegación de forma relativamente privada con el modo incógnito y los formularios con autocompletado gracias a la información guardada, como nombres números de tarjetas de créditos y direcciones. Y desde su debut no ha hecho más que ser cada vez más atractivo.

Chrome brilla especialmente si tienes una cuenta de Google. Una vez que inicias sesión, sincroniza tus marcadores, pestañas e historial entre todos tus dispositivos. También recuerda tus nombres de usuario y contraseñas, si se lo permites, y autocompleta tus búsquedas con un diccionario personal con palabras aprendidas. Pero no tienes que iniciar sesión para beneficiarte de otras ventajas de Chrome que te ahorrarán trabajo. Proporciona a todos los usuarios navegación con pestañas y un motor de renderizado que aísla de forma individual cada página web, asegurando que la inestabilidad de una no afecte a las demás.

Por último, pero no menos importante, Chrome cuenta con Data Saver, una función relativamente nueva que usa de forma muy apropiada los servidores de Google para comprimir imágenes, fuentes y otros objetos web. Ello confiere la doble ventaja de acelerar la navegación y reducir tu consumo de datos, ambas muy apreciadas a la hora de usar una conexión móvil.

Mejor para: Aquellos profundamente inmersos en el ecosistema Google.

Opera

Opera

Opera es una de las compañías más resistentes. A pesar de contar con sólo una pequeña cuota en el mercado de los navegadores y haber sido absorbida por un consorcio chino por valor de $1.200 millones, los esfuerzos en el área móvil de la firma siguen muy presentes. Eso es dedicación.

Opera Mobile, la versión compatible con Android del veterano navegador para PC Opera, continúa recibiendo pequeñas mejoras a través de regulares y sucesivas actualizaciones. La más reciente es un bloqueador de publicidad incorporado que, como puedes imaginar, bloquea pop-ups, anuncios de transición y banners, que de otra forma te encontrarías en cualquier página web. La nueva barra de búsqueda de Opera soporta los tipos de búsqueda habituales – como resultados web, imágenes y videos -, pero también escaneo de códigos QR. Y Opera Turbo, una herramienta comparable al Data Saver de Chrome, comprime los datos hasta el 80%, según afirma Opera, con el fin de acelerar la navegación.

Por lo demás, Opera Mobile ofrece lo estándar. Soporta pestañas y navegación privada, incluye un gestor de contraseñas y una herramienta de auto-completado y, si inicias sesión en tu cuenta Opera, la app sincroniza tus sesiones de navegación con otros dispositivos en los que hayas iniciado también sesión. El rendimiento está prácticamente a la par con Chrome, lo que tiene mucho sentido si tenemos en cuenta que ambos usan motores de renderizado casi idénticos.

Adecuado para: Aquellos que busquen el balance entre funcionalidades y facilidad de uso.

Firefox

Firefox

Firefox, el producto de la fundación sin ánimo de lucro Mozilla, es, al igual que Chrome y Opera, relativamente nuevo en el mundo de la navegación web. El navegador open-source hizo su debut allá en 2002, pero Firefox para Android no comenzó a funcionar hasta 2012, aunque hoy en día tiene casi las mismas funcionalidades que el resto. Posiblemente su característica estrella es su soporte para extensiones, o lo que es lo mismo, para herramientas de terceros que mejoran y aumentan la experiencia de navegación de distintas formas. Por ejemplo, podemos instalar el supresor de pop-ups AdBlock Plus, el traductor de texto a voz Speechify o el gestor de contraseñas LastPass. Y eso sólo por citar algunas.

Las extensiones no son la única contribución de Firefox a la navegación móvil. Su modo de vista nocturna cambia los colores de las páginas web para reducir la fatiga visual. Firefox para Android también cuentan con un robusto pack de opciones de privacidad que te permiten, entre otras cosas, evitar que las redes de publicidad rastreen tus hábitos de navegación. Y la fluida sincronización de los marcadores, historial, contraseñas y pestañas es excelente.

Pero Firefox para Android se ha dormido en los laureles en otros aspectos. Carece de comprensión nativa de datos, por ejemplo, y sólo cuenta con una página de inicio básica. Es cierto que hay extensiones para casi cualquier cosa, pero tienes que molestarte en buscarlas e instalarlas por ti mismo.

Adecuado para: Aquellos a quienes no les importe realizar algunos ajustes.

Puffin

Puffin

Si no conoces el navegador de CloudMosa, Puffin, no te preocupes, ya que no tiene la fama de sus competidores más directos. Pero lo que no tiene en reconocimiento de marca, lo tiene en novedades, en forma de una buena colección de herramientas de navegación móvil poco habituales pero muy útiles. Es capaz de emular el cursor de un ratón o trackpad. Tiene un mando un teclado virtual incorporados. Y permite personalizar sus temas.

Pero lo que de verdad distingue a Puffin de la multitud es su soporte para contenido de Adobe Flash. Usa servidores remotos para descargar, procesar y emitir juegos y videos hasta tu dispositivo, y por lo general, lo hace de forma espléndida. Aunque no es perfecto. El contenido de video restringido geográficamente suele ser imposible de reproducir debido a los servidores ubicados en Estados Unidos de CloudMosa, y el nivel gratuito del navegador sólo permite el streaming de Flash durante 12 horas al día. Sin embargo, si hay un sitio o reproductor muy pesado y aferrado desesperadamente al pasado basado en plugins de Internet, Puffin es una de las mejores opciones para afrontarlo.

Puffin también tiene modo privacidad, comprensión de datos y un puñado de add-ons como Twitter, Facebook y Pocket.

Adecuado para: Aquellos que siguen prefiriendo Flash sobre todas las cosas.

Dolphin

Dolphin

Dolphin debutó a bombo y platillo como uno de los primeros navegadores para Android on soporte para gestos Multi-Touch. El panorama móvil es más competitivo a día de hoy, pero Dolphin ha evitado caer en la obsolescencia con un robusto set de herramientas que permiten ahorrar mucho tiempo. La que ha sido bautizada acertadamente como Dolphin Sonar te permite realizar órdenes de voz complejas como “busca zapatillas Nike en eBay” o “ve a Google.com”. Además, la navegación por gestos permite asocia caracteres trazados con los dedos con páginas web (por ejemplo, “T” para Twitter). Y Webzine, una alternativa a Flipboard, añade más de 300 fuentes web de una gran variedad de disciplinas a un boletín offline con un “diseño de revista”.

Dolphin es competitivo también en otros aspectos. Como Firefox y Puffin, soporta add-ons. Tiene navegación con pestañas, además de navegación privada, autocompletado de formularios y gestor de contraseñas. Y soporta sincronización por medio de Dolphin Connect. Sólo tienes que iniciar sesión con tu cuenta de Google o Facebook, instalar la correspondiente extensión de Chrome o Firefox en tu ordenador, y tus pestañas, historial y marcadores de sincronizarán de forma automática y silenciosa en segundo plano.

Adecuado para: Aquellos que busquen una caja multiusos llena de herramientas.

Por favor, siga y como nosotros:
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *