Cómo saber la velocidad de mi conexión a Internet

Es posible que cuando contratas una línea de Internet de banda ancha, tu Proveedor de Servicios de Internet (ISP, por sus siglas en inglés) te ofrezca sus servicios a 5mb o 10mb por segundo. Pero la pregunta es: ¿realmente tienes esta velocidad de descarga? ¿Obtienes aquello por lo que estás pagando, por cierto, a un precio bastante alto?

Hay algunas razones por las que pensar que probablemente no estés obteniendo tu velocidad de descarga óptima. Por ejemplo, en ningún ISP vas a disfrutar de la velocidad más alta de tu conexión todo el tiempo. Eso es algo de esperar. Lo que no todos saben es que algunos ISP están constantemente modelando sus redes al priorizar cierto tráfico, servicios y usuarios, en detrimento de otros. Es lo que se conoce como traffic shaping o catalogación de tráfico.

Pero antes de que te lleves las manos a la cabeza por la calidad de tu conexión, primero debes conocer cuál es tu velocidad de conexión. Para descubrirlo, y ayudarte a detectar cualquier asignación en tu ISP, hemos preparado esta pequeña guía para poner a prueba tu red.

Probando con un servicio online

La forma más rápida y fácil para poner a prueba tu velocidad de conexión es usar uno de los numerosos tests de velocidad online. Según hemos comprobado, tanto Speed Test como DSL Reports ofrecen resultados fiables. No te preocupes por el nombre de esta última página, ya que DSL Reports te permite probar cualquier tipo de conexión.

Programas para vigilar tu velocidad de conexión

Obviamente, tener que acudir a un test de velocidad online no es la forma más práctica de monitorizar tu velocidad de ancho de banda. Para ello recomendamos usar algún programa para controlar la conexión.

Para usuarios de Windows, tanto ISP Monitor como Bandwidth Monitor ofrecen unas completas herramientas de monitorización.

Gracias a los widgets que se mantienen en segundo plano puedes echar un rápido vistazo a tu velocidad actual en cualquier momento o incluso obtener un registro para ver cómo ha fluctuado la velocidad a lo largo del día. Para usuarios de Mac, recomendamos iStat Menus, una suite de herramientas que incluye un monitorizador de velocidad de conexión que se sitúa en la barra de menú y te ofrece un bonita y rápida forma de mantener vigilado en tus velocidades de conexión. De un modo parecido, los widgets de Speed Test para Windows también ofrecen algunas de las mismas funcionalidades.

Comprobando el traffic shaping

La velocidad no es el único problema potencial con el que te puedes encontrar en lo que a tu ISP se refiere. Hasta ahora nos hemos centrado en el tráfico web, pero ¿qué pasa con BitTorrent, FTP y otros protocolos tan comunes en Internet? Muchos ISP ya emplean herramientas de traffic shaping que reducen la velocidad en el tráfico de torrent, con el fin de hacer espacio a lo que consideran como tráfico “legítimo”.

Si los defensores de la neutralidad en la red tienen éxito, el traffic shaping y otras nefastas tácticas llevadas a cabo por las ISP serán consideradas ilegales, o al menos serán reguladas. Mientras tanto, para comprobar si tu ISP está usando alguna de estas herramientas, puedes descargarte una completa suite de Google para hacer la prueba.

Measurement Lab, conformado por Google y varias instituciones educativas, ofrecen una suite de herramientas que pueden ayudarte a detectar tu catalogación de conexión, comprobar el rendimiento de tu BitTorrent y determinar si tu ISP está degradando el rendimiento de ciertos perfiles de usuarios, aplicaciones o destinos.

En el futuro

Con un poco de suerte, el futuro de las velocidades de conexión solo irá en una dirección: hacia arriba. Al mismo tiempo, hay en marcha una batalla entre quienes creen que todo el tráfico es igual (el movimiento llamado neutralidad de la red) y aquellos que no lo creen (algunas corporaciones de medios de comunicación, ISP y proveedores de multi-servicios de comunicación).

Es demasiado pronto para decir quién ganará la lucha por la neutralidad en la red, pero si finalmente son las ISP, será de esperar que la web y tu velocidad de conexión se vean perjudicadas. De otra forma, asistiremos a una democratización de la red en la que no será necesario recurrir a test de velocidad para asegurarnos de que estamos obteniendo aquello por lo que estamos pagando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *