Android vs. iPhone (iOS): ¿Cual es mejor?

Android contra iPhoneLos teléfonos siguen mejorando día tras día. Escoger tu próximo smartphone no se trata en gran medida de escoger el mejor, sino el que más se adapte a tus necesidades específicas. Si estás pensando en cambiar de teléfono, puede que te estés preguntando si deberías pasarte a Android o iPhone. O si eres un usuario (poco común) de Windows Phone, ahora que Microsoft ha anunciado que dejará de hacer actualizaciones para su sistema operativo de dispositivos móviles, quizás estés buscando un nuevo smartphone con alguno de los dos sistemas operativos líderes.

Tanto Android como iOS ofrecen tecnología de punta que ha sido afinada con el paso de los años para ofrecer la experiencia de usuario potente y fluida que todos esperamos de nuestros dispositivos de mano: Precisión, cámaras que son por lo menos decentes (o directamente impresionantes), y una plétora de aplicaciones para todo, desde redes sociales hasta aplicaciones de productividad y de entrenamiento mental.

Sin embargo, hay algunas diferencias clave entre Android y iOS y las experiencias de usuario que otorgan, incluyendo factores menos visibles como la manera en la que tus datos son manejados por las corporaciones involucradas con el smartphone que tienes en tu mano.

A continuación, describiremos como Android y iOS se caracterizan en varios aspectos de la experiencia del usuario a la hora de usar un smartphone. Decide cuales son los factores más importantes para ti y así podrás saber si debes hacer el cambio.

Y, antes de zambullirte en el cambio, recuerda que no podrás transferir tus aplicaciones, así que tendrás que descargarlas todas de nuevo (y volver a comprar cualquiera que sea paga).

Facilidad de uso: Android contra iOS

En nuestros tiempos, el mayor diferenciador en los sistemas operativos fluidos como la seda es la navegación basada en gestos. Apple introdujo una navegación enteramente basada en la pantalla táctil en el iPhone X en 2017, cuando prescindió de su botón Home (Inicio) físico a cambio de diferentes formas (y longitudes) de deslizar tu dedo por la pantalla para ejecutar aplicaciones, cambiar de aplicación o regresar al Home (Inicio). Este tipo de navegación al principio requiere algo de tiempo de adaptación – pero no mucho: cuando me cambié de Android a iOS recientemente (también me cambié de iOS a Android hace unos años), me encontré con que este nuevo sistema era fluido y fácil de aprender. El iPhone X, XS, XS Max, y XR cuentan con él, y cuando iOS 13 sea lanzado este otoño, traerá consigo gestos universales de deshacer/rehacer para teléfonos a partir del iPhone 6s y versiones posteriores.

Aunque Google intentó la navegación basada en gestos en una versión Beta de Android 9.0 Pie, la navegación enteramente basada en gestos está disponible solo para teléfonos Android Q, lo cual incluye al el Pixel 3.

Ganador: iOS. iOS, en especial si estás inclinado por comprar uno de los teléfonos lanzados en los últimos dos años. Podría llegar el final de año antes de que Android Q esté enteramente disponible, reduciendo la opción de disponibilidad por el momento.

Sin embargo: cabe destacar que ambos sistemas operativos son fluidos y fáciles de usar a la hora de abrir aplicaciones, realizar múltiples tareas, acceder a todas tus aplicaciones, dar un paso hacia atrás y organizar tu pantalla inicial con carpetas de aplicaciones.

App Store de Apple contra Google Play

Android contra iPhoneNo hay muchas diferencias entre los dos principales recursos a los que la gente acude para conseguir sus aplicaciones. Hay 2.1 millones de aplicaciones Android en Google Play, y 1.8 millones de aplicaciones iOS en el App Store de Apple, y las aplicaciones más populares – tales como las de mensajería, redes sociales, herramientas de trabajo – suelen estar disponibles en ambas tiendas.

iOS le lleva ligeramente la delantera a Android en cuanto a juegos de alta calidad, con títulos de alta calidad como el éxito “Papers, Please” – disponible solo para iOS.

Quizás lo más notorio sea el problema de Malware de Google Play, en el cual más de un millón de personas se han descargado una versión falsa de WhatsApp, aplicaciones de bancos con malware de robo de identidad filtrado, y reportes regulares de malware y adware en la tienda. En comparación, la política estricta de Apple y las restricciones de los permisos a los que una aplicación puede acceder han prevenido en gran medida que sucedan cosas similares en el App Store.

Ganador: iOS. iOS por poco. Aunque ambas tiendas ofrecen un rango similar de aplicaciones de buena calidad, la presencia de malware en Google Play podría ser un factor decisivo para quienes descarguen muchas apps.

Sin embargo: Una buena ciber higiene puede minimizar el riesgo de descargar aplicaciones falsas o con malware del Play Store: Investiga en internet los títulos de las apps, y revisa bien la fuente de los enlaces de descarga que puedas conseguirte en tu navegador y aplicaciones de mensajería.

Privacidad: Android vs iOS

Android contra iPhoneEn tiempos recientes, Apple ha hecho hincapié en su posición a favor de la privacidad y cómo los iPhones cumplen con esto. De acuerdo a la política de privacidad de la compañía, iOS no recolecta ni vende datos identificables tal y como búsquedas en internet o preguntas hechas a Siri, ni tampoco detalles sobre transacciones de Apple Pay. Más datos son almacenados en el dispositivo, y menos son enviados a los servidores de Apple para ser analizados. Los datos que Apple sí que recolecta son, según ellos, anónimos y utilizados para mejorar la experiencia del usuario. Además, Safari limpia los datos de navegación y se deshace de cualquier tipo de identificador, incluyendo las “huellas” de tu navegador (información específica del dispositivo del usuario), lo que le dificulta a anunciantes de publicidad que puedan rastrear a los usuarios a través de la web. Y solo ayer, Apple anunció el “inicio de sesión con Apple”, lo cual te permite iniciar sesión en varios servicios sin tener que compartir ninguna información personal, como tu dirección de email.

Android, al ser parte de Google y su enorme alcance en internet, está diseñado para recolectar la mayor cantidad de datos posible – Todo esto, según Google, para personalizar la experiencia del usuario, incluyendo las publicidades que muestra de su enorme red de anunciantes, y las recomendaciones que hace en sus otras plataformas, como YouTube. Naturalmente, la compañía promete proteger tus datos de practicas abusivas, así que depende de tu opinión acerca de la idea de ser decodificado por los algoritmos de Google (También cabe destacar que, con Android, tus datos también están sujetos a la política de privacidad del fabricante como Samsung o Huawei).

Ganador: iOS. Un punto extra va al generador de contraseñas integrado en Safari en iOS 12, el cual crea contraseñas seguras para cuentas nuevas, y marca aquellas que sean inseguras en las aplicaciones o sitios web que uses.

Sin embargo: El nivel de personalización que Google ofrece podría ser tan preciso que da miedo, pero también muestra artículos bastante atractivos en la pantalla de titulares de los teléfonos Android.

Almacenamiento: Android contra iOS

Mientras más hagamos en nuestros teléfonos, más importante se vuelve el asunto del almacenamiento. No extraña que los dispositivos insignia como el iPhone Xs y el Samsung Galaxy S10+ existan en variantes de 512GB – la mitad de un ordenador portátil estándar.

Sin embargo, el precio de estos teléfonos de gama alta no será asequible para todos – y es aquí donde el almacenamiento en la nube entra en juego, para poder respaldar contenido generado como imágenes, videos o archivos (Las aplicaciones son almacenadas en el dispositivo en ambos sistemas operativos).

Los iPhones incluyen una cuenta de iCloud y la miserable cantidad de almacenamiento gratuito de 5GB compartidos entre todos tus dispositivos iOS. Si sueles hacer fotos y videos con tu iPad y tu iPhone, por ejemplo, este almacenamiento se acabará rápido. Una ves superes los 5GB, tus fotos o videos más recientes tomarán lugar en iCloud, y los más antiguos desaparecerán de tu almacenamiento en línea. Quedan almacenados solo en tu dispositivo – el cual en algún momento también se quedará sin espacio. En este punto, deberás empezar a pagar por más espacio de almacenamiento, costando 0.99$ mensuales por 50GB, o 3.99 mensuales por 200GB.

En cambio, los teléfonos Android ofrecen almacenamiento para fotos ilimitado en Google Drive (Las fotos son comprimidas, pero con suficiente calidad para ser usadas en la web o en impresiones pequeñas), y también ofrece 15 GB de almacenamiento que puede ser usado para archivos o fotos de alta resolución. Además, los usuarios de Pixel cuentan con almacenamiento ilimitado para fotos de alta resolución. Si necesitas más almacenamiento, puedes obtener una membresía de Google One y pagar 1.99$ mensuales por 100GB, 2.99$ mensuales por 200GB, y 9.99$mensuales por 2 TB, los cuales pueden ser compartidos por 5 familiares.

Ganador: Android. Android gana por su espacio ilimitado para foros y cantidades generosas de almacenamiento gratuito.

Sin embargo: Los servicios gratuitos, tal y como dice el viejo dicho en el mundo de la tecnología, se paga con los datos del usuario. Si te preocupa la información que Google está recolectando sobre ti, puede que prefieres pagar por las tarifas de iCloud (o ser meticuloso y respaldar tu teléfono con frecuencia a un disco duro).

Compatibilidad con Smartwatches (Relojes inteligentes) Android contra iOS

Los tiempos han cambiado desde que el Apple Watch era la única opción razonable a la hora de tener un Smartwatch. Android Wear, el sistema operativo que impulsa a los relojes inteligentes que funcionan con teléfonos Android, ofrece una buena cantidad de aplicaciones para reloj que permiten llevar un registro de tu salud, el estado del tiempo, y mucho más, y los recientes lanzamientos de Samsung, como el Galaxy Watch y Watch Active, están igualando al Apple Watch tanto en estilo como en comodidad.

Además, con un precio de 199$, El Watch Active tiene un precio atractivo al compararlo con el Apple Watch (399$) e incluso el Galaxy Watch (329$) (aunque este último, con un aspecto más tradicional, tiene una aguja giratoria y excelente durabilidad de la batería). (nota: Los relojes que tengan Android Wear trabajarán con la mayoría de iPhones, mientras que los Apple Watch solo trabajan con iPhone.)

Ganador: Empate. Querrás tener el smartwatch que funcione bien con tu teléfono, lo que significa Apple Watch para los usuarios de iPhone, y Android Wear para los usuarios de Android.

Sin embargo: habiendo dicho todo esto, Apple ha mencionado que planean hacer el Apple Watch más independiente del iPhone, lo cual podría significar que sea una opción viable para usuarios de Android en el futuro.

Precio: Teléfonos Android vs iPhones

Un efecto secundario de lo sofisticados que se han vuelto los smartphones, particularmente los modelos insignia, es la inflación constante de su costo. El iPhone 7 es actualmente el teléfono básico de Apple y cuesta 499$. Y el iPhone Xs Max, de primera línea, cuesta 1099$ en su versión básica de 64 GB (recuerda el punto acerca del almacenamiento mencionado anteriormente) y unos dolorosos 1499$ para su monstruo de 512GB.

En Comparación, aunque hay teléfonos Android, como el Samsung Galaxy S10+ de gama alta con precios similares, costando 999$ en su versión de 128GB y 1249$ en su versión de 512GB, hay una amplia variedad de teléfonos más económicos y de altas prestaciones por menos de 300$ de fabricantes como Honor y Motorola.

Ganador: Android. Hay una enorme cantidad de fabricantes y precios a la hora de elegir tu dispositivo Android, dándote más opciones a la hora de elegir un teléfono (¡y mantienes todas tus aplicaciones!).

Sin embargo: El único teléfono “económico” de Apple es el iPhone SE, el cual está disponible en su página de liquidación por 249$.

Controles Parentales: Android vs iOS

Android contra iPhoneLos controles parentales han mejorado mucho en dispositivos tanto Android (arriba a la izquierda) como iOS (arriba a la derecha). Ambos tienen restricción de contenidos por edad, la posibilidad de restringir la descarga de aplicaciones y realizar compras sin permiso de los padres, y se pueden establecer limites de tiempo por aplicación, categoría de aplicación, y hora del día. Puedes ver cuanto tiempo tu hijo o hija pasa usando su teléfono y cuanto tiempo invierte en cada categoría o aplicación. Y, puedes saber cuando están usando sus teléfonos. ¿Tu hijo o hija está usando Snapchat a la 1AM? Lo sabrás.

La mayor diferencia es que cuando se trata de un iPhone los controles residen principalmente en el dispositivo del infante, y cuando se trata de un Android residen en el dispositivo de los padres. También, en iPhones, los padres deben tener un iPhone o Mac para crear una cuenta infantil. Luego de que la cuenta infantil es creada, los padres solo pueden revisar el uso de forma remota.

Para teléfonos Android, toda la configuración y administración de los controles parentales se hacen a través de la aplicación “family link”, la cual esta disponible para iOS y Android. Y, una ves que los controles parentales están configurados, los padres tienen acceso total de forma remota.

Lee mas:  Mejores Aplicaciones de Control Parental para tu móvil Android o iPhone

Ganador: Android. Mientras que ambos (iOS y Android) tienen controles parentales robustos, es mejor tener esos controles hospedados en el dispositivo de los padres, y no del infante.

Sin embargo: si ya tienes un iPhone, podría ser más fácil quedarse en el ecosistema iOS, envés de tener que aprender como usar un dispositivo Android.

Al igual que el artículo? ¡Compártelo!
error0
fb-share-icon0
fb-share-icon20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *