Cómo sobrescribir de manera segura archivos eliminados con una herramienta integrada de Windows

La mayoría de los usuarios de Windows saben que cuando se elimina un archivo en una PC, este nunca desaparece por completo, y todavía se puede recuperar. De hecho, estos archivos eliminados están en el disco duro esperando que los sobrescribas con datos nuevos.

Para limpiar realmente los datos, regularmente, los usuarios recurren a aplicaciones como CCleaner o Eraser, los cuales liberan espacio. Sin embargo, Windows tiene una herramienta incorporada llamada Cipher, la cual sobrescribe los archivos eliminados permitiendo que se libere un poco de espacio en el disco durante el proceso.

Comandos en Windows

Para utilizar Cipher tenemos que adentrarnos en un área de Windows en la cual algunos lectores (hassle-free) puedan tener poca experiencia con: los Símbolos del Sistema.

No se preocupe. Aunque la línea de comandos puede ser un lugar peligroso, Cipher es una herramienta bastante segura. Dicho esto, siempre es mejor asegurarse de que se tienen los datos respaldados antes de intentar algo como esto.

También, asegúrese de escribir el comando correctamente para evitar consecuencias no deseadas. Cipher no es una herramienta para sobrescribir los datos eliminados, sino que también se puede utilizar para cifrar los datos, algo en lo que nos adentraremos en este momento.

Deshágase de los archivos eliminados

Para empezar, tiene que abrir un símbolo del sistema. Para hacerlo en Windows 8.1, pulse la tecla de Windows + S y escriba símbolo del sistema en el cuadro de búsqueda. Espere a que los resultados aparezcan y haga clic en la opción de símbolo del sistema. En Windows 7 es más fácil, haga clic en Inicio > Ejecutar y escriba cmd en el cuadro y pulse entrar.

Ahora viene la parte fácil. Si tiene una instalación estándar de Windows escriba o copia y pegue el siguiente comando:

cipher /w:C

Esto le indica a Windows que inicie el programa de Cipher. El conmutador “/w” ordena eliminar todos los datos en el espacio disponible en el disco no utilizado, y C indica a Windows que lleve a cabo esta acción en la unidad C:\.

Si los datos están en una unidad diferente, como en una partición identificada D:\, simplemente sustituye C por la letra de la unidad correcta. Para la mayoría de la gente, la C será la opción correcta.

Ahora, solo siéntese y espere a que Windows haga su magia. Esta es una de esas tareas que debe ejecutar cuando no está utilizando la PC. Considere la posibilidad de ejecutar el programa durante la noche o durante el tiempo de inactividad de la PC el fin de semana.

Windows también le pedirá que cierre tantos programas estén en ejecución como sea posible para ayudar al ordenador a que haga un mejor trabajo de limpieza en el duro.

Cipher no solo limpia la unidad, sino que también puede brindar la oportunidad de devolver un poco de espacio en el disco. Recientemente, dejé Cipher ejecutándose y recibí más de 10GB en una PC de cuatro de años de antigüedad.

FacebookMarcador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *