Privacidad vs Seguridad: ¿Debería Apple tener un puerta trasera?

Apple ha manifestado en los tribunales que es imposible acceder a los datos de la mayoría de iPhones y iPads sin una contraseña. Esto puede llevar a un callejón sin salida en el debate de ‘seguridad contra privacidad’.

Los comentarios llegaron tras un caso que implicaba a un iPhone recientemente incautado. El Departamento de Justicia de Estados Unidos es incapaz de acceder a los contenidos del teléfono, por lo que ha pedido a los tribunales una orden para que Apple les ayude a acceder. Sin embargo, en este caso específico, Apple puede físicamente acceder a los datos del dispositivo, ya que el móvil en sí funciona con un sistema operativo susceptible (iOS versión 7). A pesar de ello, Apple ha redactado un documento en el que deja constancia de que normalmente no hackea teléfonos para revelar datos a terceros.

Desencriptación Imposible sin Contraseña

Apple ha explicado que para sus dispositivos con iOS8 y iOS9, la encriptación se ha mejorado, de forma que es literalmente para Apple acceder a la información en estos dispositivos si el propietario ha establecido una contraseña y rechaza facilitarla. Esto plantea dos interrogantes legales que los tribunales deberán despejar.

La primera es si el Departamento de Justicia tiene el derecho de forzar a Apple a ayudarle a realizar un registro en aquellos casos en los que tenga la habilidad técnica de acceder a los datos del teléfono. Según Apple, esto solo debería ocurrir cuando un tribunal revise un caso y emita una orden. Los abogados de Apple dicen que “formar a Apple a extraer información en ese caso, en clara ausencia de autoridad legal para hacerlo, podría amenazar la confianza entre Apple y sus clientes, y con ello dañar sustancialmente la marca Apple”.

La Orden del Tribunal Podría Haber Resultado una Farsa

La segunda cuestión es qué pasa en los casos en los que el teléfono funcione con iOS8 o iOS9. No está claro qué pasaría si un tribunal ordenara a Apple a desencriptar la información del teléfono, pero Apple insiste en que es técnicamente incapaz de hacerlo. En teoría esto podría provocar que un juez culpara a Apple de desacato por no hacer algo que es imposible, una situación que, sin duda, podría extenderse hacia arriba en el sistema judicial.

El máximo responsable de Apple, Tim Cook, ya rechazó la idea de incluir un “back door” o puerta trasera que permitiera a los encargados de hacer cumplir la ley a acceder a los datos en casos como ese. Dijo que sería un riesgo de seguridad “porque no puedes tener un puerta trasera que sea solo para los buenos”.

¿Cuál es Tu Opinión?

¿Qué debería tener prioridad en esta situación: la privacidad o la seguridad? ¿Fue Apple inteligente al aumentar la seguridad de forma que las órdenes de los tribunales para desencriptar los datos sean irrelevantes en términos prácticos? Deberían la ley obligar a los fabricantes de dispositivos a permitir que haya posibilidades para acceder a los dispositivos de los sospechosos?

Lee mas:
Cómo compartir archivos entre Mac OS X y Windows con Boot Camp
Mejor Antivirus para Windows
El mejor antivirus gratis para Mac

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *