¿Qué son Cookies del navegador y qué hacen?

Cuando navegas el internet, puede que te hayas encontrado con el término “cookies”.

Algunos sitios web te informan si las usan, o tu navegador tiene algunas configuraciones sobre ellas. Y aunque sabías que esas “cookies” (galletas) no son exactamente las de comer, no sabías exactamente qué son y cuál es su rol al navegar en la web. Esto es por qué, en este artículo explicaremos lo que son las cookies, cómo funcionan y qué clase de cookies con las que se usan con más frecuencia.

¿Qué son las cookies y cómo funcionan?

Generalmente, las cookies son pequeñas cantidades de dato enviados entre un emisor y un receptor. Una cookie es creada e interpretada por el emisor, mientras que el receptor simplemente la mantiene y la envía de vuelta al emisor si la necesita.

Cuando navegas la web, el emisor es el servidor en el cual un sitio web está alojado, y el receptor es el navegador web del usuario que visita ese sitio web. Su propósito es el de identificar el usuario, revisar su actividad pasada en el sitio web y proveerle el contenido adecuado basado en estos datos.

La primera vez que un usuario visita un sitio web, el servidor almacena una cookie particular en el navegador del usuario. Cualquier otra visita consecuente a esta, el servidor va a requerir la cookie, la lee y entonces carga una configuración específica para este usuario. Se puede pensar que las cookies son como etiquetas puestas por los servidores web a cada usuario, las cuales son leídas por los mismos para identificar usuarios.

Esta identificación es muy útil, especialmente en sitios web donde los datos a tiempo-real son importantes. Por ejemplo, cuando se utiliza una tienda en línea, no puedes comprar nada sin la ayuda de las cookies. Las tiendas no serían capaces de identificarte a ti ni a tu cesta (shopping cart) sin ellas, porque cada vez que cargas una págna web, la tienda te vería como un nuevo usuario y comenzaría tu visita desde cero.

¿Cuándo fueron las cookies usadas por primera vez, y por qué?

En Julio de 1994, un empleado de Netscape Communications, tuvo que desarrollar una aplicación de comercio electrónico. Tuvo que encontrar una manera fácil de mantener la cesta de compras de cada usuario, sin sobrecargar el servidor, así que decidió que la mejor manera para hacer esto, es almacenando esta información en el navegador web de cada usuario. Ya que las cookies estaban siendo usadas en diferentes campos de la industria de la tecnología informática, decidió que también podrían ser usadas para la navegación web.

El primer navegador en usar y soportar cookies, fue Mosaic Netscape, en Octubre de 1994. Un año después, Internet Explorer 2 también soportaba cookies.

Desde entonces, todos los navegadores web, ofrecen soporte de cookies.

Inclusive la razón por la cual fueron creadas, es una buena razón, ahora las cookies son usadas para todo tipo de propósitos, algunos de los cuales no son exactamente éticos.

¿Cuál es la estructura de una Cookie?

Cualquier navegador moderno soporta cookies, y generalmente tienen un tamaño de 4KB.

Para ayudarte a entender la estructura de una cookie, usaremos como ejemplo la cookie “has_js” enviada por nuestro sitio web – mejorantivirusahora.com. We analyzed it using Google Chrome.

Cookies del navegador

Aquí está la estructura:

Nombre | El nombre de la cookie.

Contenido | La información que contiene la cookie.

Dominio | El dominio usando esta cookie.

Directorio | La página del dominio donde la cookie es usada. Si el directorio es “/” significa que la cookie es usada a través de todo el sitio web.

Enviado por | El nivel de seguridad que la conexión necesita, para poder utilizar la cookie.

·Accesible a script | Comparte si la cookie puede o no ser accedida por otras vías aparte de HTML.

Creada | La fecha cuando la cookie fue creada en el navegador web del usuario.

Expiración | El momento cuando la cookie expira y es borrada del navegador.

¿Qué tipo de Cookies son las más comunes?

  • Inclusive el término “cookie” es bastante general, hay muchas maneras en las cuales una cookie puede ser usada. Los tipos más comunes de cookies son los siguientes:
  • Cookie de sesión (Session Cookies)| Uno de los tipos más comunes. Se encuentran en una memoria temporal hasta que el navegador es cerrado. No son dañinas porque toda su información es borrada cuando la sesión del navegador termina.
  • Cookies Persistentes (Persistent Cookies)| También llamadas, cookies de rastreo. Perduran en el ordenador del usuario hasta que sean borradas o alcancen su fecha de caducidad. Son usadas para recolectar información sobre el usuario, registrando su comportamiento en un sitio web específico durante cierto periodo de tiempo.
  • Cookies seguras (Secure cookies)| Son cookies cifradas que trabajan únicamente usando una conexión HTTPS segura. Esas cookies son usadas para asegurar que la información no va a ser robada por hackers potenciales conectados a la misma red que el usuario. Estas mantienen información importante sobre el usuario y son usadas más que todo en sitios web donde se realizan transacciones financieras. Por el hecho de estar cifradas, son mucho más seguras que otros tipos de cookies.
  • Cookies de sólo HTTP (HttpOnly Cookies)| No pueden ser utilizadas por ningún otro protocolo aparte de HTTP. Este tipo de cookies se aseguran que únicamente el sitio web que las ha creado, pueda usarlas. Sólo las cookies de sesión pueden ser “sólo HTTP” (HttpOnly) y generalmente no son un riesgo de seguridad o privacidad para los usuarios.
  • Cookies de Terceros (Third-party Cookies) | Estas cookies pertenecen a diferente dominio, uno distinto al que las ha enviado. Son usualmente enviadas por anuncios, y pueden almacenar el historial de navegación de un usuario a través de muchos sitios web que usan la misma red de publicidad. Estas cookies se meten con lo que concierne a privacidad, porque algunas redes de anuncios las usan para rastrear demasiados datos sobre los usuarios, para poder ofrecer anuncios adecuados.
  • Cookie Zombie | Se vuelven a crear después de que han sido eliminadas. Son las que generalmente utilizan los servicios de análisis web y se almacenan fuera del navegador, ya que están disponibles entre navegadores instalados en la misma computadora. La razón por la cual se vuelven a crear a sí mismas, es para prevenir que los datos se fragmenten, cada vez que el usuario elimine las cookies. Pueden ser utilizadas además para propósitos maliciosos, ya que el navegador no puede controlar su existencia. Únicamente productos de seguridad, pueden identificarlas y eliminarlas.

Conclusión

Como has aprendido de este artículo, las cookies son muy usadas en internet porque permiten a los sitios web, proveer información mucha más útil para cada usuario. En algunos casos, los sitios web no pueden funcionar sin cookies. También las cookies permiten a los sitios, aprender de sus usuarios y las páginas que están visitando. Pero, como cualquier otro avance tecnológico, pueden ser usadas para propósitos menos éticos. Por eso es que sabiendo cómo funcionan y cómo son usadas, es bueno para cualquiera que navegue por la red.

Esperamos que esta guía haya sido de utilidad para ti, y que ahora comprendas mejor este concepto. Si tienes cualquier pregunta, no dudes en usar la caja de comentarios debajo.

FacebookMarcador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *