No utilice el mismo disco duro externo como respaldo y almacenaje

Técnicamente hablando, no hay razón por la cual usted no debería usar el mismo disco duro para respaldar su disco interno y almacenar el exceso de datos que no cabe en su disco interno. Pero hacerlo es una muy mala idea.

Primero que nada, si hay archivos que está almacenando exclusivamente en el disco duro externo, esos archivos necesitan tener un respaldo. Recuerde las dos reglas principales del respaldo:

  • 1, Nunca debe tener una sola copia de nada
  • 2, La copia original no debería de estar en el mismo disco – ni siquiera en la misma computadora.

Hay otro problema: Un disco duro de respaldo únicamente debe ser conectado cuando esté respaldando o restaurando desde un respaldo. ¿Por qué? Porque el mismo fuego, inundación, robo o malware que destruye tu almacenamiento interno principal, podría destruir también la copia de respaldo.

Idealmente su almacenamiento interno debería de ser suficiente para todos sus archivos. Si no lo es, considere una de estas opciones:

Instale un segundo disco interno. Una vez instalado, copie el exceso de archivos en el disco duro externo a su nuevo hogar. Utilice el disco externo exclusivamente para respaldar ambos discos internos.

Encontrará que esto es considerablemente más rápido y conveniente que almacenar archivos externamente.

Pero necesitará una PC con compartimento de unidad de repuesto. Eso es común en las PCs de escritorio, pero poco común en laptops.

Reemplace su disco duro interno con uno de mayor capacidad. Esto también es rápido y conveniente, y resuelve el problema del compartimento de unidad. Pero es más trabajoso de configurar.

Utilice dos discos duros externos. Utilice un disco duro externo para el exceso de archivos y otro para respaldar. Esta es la mejor opción si está nervioso de instalar discos internos, o si su tableta Windows 8 no le permite actualizarla.

Para una mejor velocidad, recomiendo mucho una conexión USB 3.0 para el disco duro con el exceso de archivos. También asegúrese de que el disco duro de respaldo sea lo suficientemente grande para soportar los datos tanto de su disco externo como interno.

Te puede gustar:
8 herramientas de copia de seguridad explicadas, para Windows 7 y 8

FacebookMarcador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *