Cosas para las que puedes usar el modo de navegación privada (incógnito)

Aunque el modo de navegación privada se suele asociar con navegar por el lado más picante de Internet, también tiene otros muchos usos.

La navegación privada se refiere al modo que ofrecen los navegadores para dejar poco rastro en la web. Esto significa que el historial no se guarda y que la información solo se almacena de forma temporal durante la sesión, y se borra después.

Sin embargo, hay que tener presente que este modo no es anónimo al 100% a ambos lados de la conexión, ya que los sitios de Internet y los servidores, por ejemplo, pueden grabar la actividad de forma normal, y algunas funciones de los sistemas operativos, como una caché DNS, también lo pueden hacer.

Echemos un vistazo a cómo el modo de navegación privada puede activarse.

  • Firefox: Usa el atajo de teclado Ctrl-Shift-p para abrir una nueva ventana de navegación privada.
  • Internet Explorer: El atajo Ctrl-Shift-p también puede usarse en este navegador.
  • Chrome: Ctrl-Shift-n es el atajo en este caso para abrir una ventana de navegación privada.
  • Opera: Al igual que Chrome, también usa Ctrl-Shift-n.

Entonces, ¿qué podemos hacer desde el modo de navegación privada?

el modo de navegación privada

1. Iniciar sesión en múltiples cuentas en un mismo sitio

El modo de navegación privada se ejecuta de forma independiente al navegador, por lo que hagamos no afectará al navegador habitual. Esto significa que puedes iniciar sesión en el mismo sitio o servidor usando diferentes cuentas, para hacer login en dos perfiles al mismo tiempo.

Y algo todavía mejor. Ya que las cookies no se almacenan, te desconectarás de cualquier cuenta en la que iniciaras sesión durante la navegación privada.

2. Revisar una página como nuevo usuario

Al no guardarse las cookies, los sitios no pueden usarlas para identificarte al entrar en ellas. Es cierto que hay otras formas para hacerlo, como comparar las direcciones IP, pero la mayoría de los sitios no lo hacen.

Esto significa que puedes comprobar los contenidos de un sitio como usuario nuevo o invitado, algo que puede resultar útil para comparar precios y asegurarte de que no tienes que pagar más por algún producto o servicio por ser un cliente ya existente.

Algunos monederos electrónicos puede que te permitan acceder mientras este modo esté activo, ya que las cookies suelen utilizarse para limitar el acceso a estos sitios.

Esto también se puede usar con fines de desarrollo. Digamos, por ejemplo, que estás logueado como administrador o moderador en el modo normal y usas el modo privado para comprobar el sitio como nuevo usuario.

Otra razón puede ser que no quieras que un sitio utilice tus búsquedas para hacer recomendaciones. Si buscas en Amazon o Ebay estando logueado, estás páginas pueden mostrarte recomendaciones basadas en estas búsquedas en tu próxima visita.

Por último, pero no por ello menos importante, este modo también es útil en sitios que te ponen en una burbuja, como el buscador de Google.

3. Iniciar sesión en el ordenador de otra persona

Si tienes que comprobar tu email o cualquier otra información que un ordenador que no es el tuyo, o bien dejar que otra persona lo haga en el tuyo, puede que quieras usar la navegación privada.

Si alguien quiere usar tu ordenador, tu historial de navegación, marcadores y cuentas no estarán expuestos, ya que este modo siempre está libre de estos datos cuando se inicia.

Por su parte, la ventaja de usarlo en otro ordenador distinto al tuyo es que los datos que se acumulen durante la sesión serán automáticamente al final de esta, en el momento en que cierres la ventana.

4. Comprar regalos y otras sorpresas

Es cierto que hay otras formas para evitar que alguien descubra las páginas en las que has estado navegando, pero al navegar de forma anónima lo conseguirás de forma casi automática.

Usar este modo puede ser de ayuda si vas a comprar algún regalo o cualquier otra sorpresa, especialmente si lo haces en el ordenador familiar en el que solo haya una cuenta o si el equipo se deja encendido y resulta accesible a los demás.

Conclusión

La navegación privada no es la única opción que existe para poder hacer todas las cosas que hemos mencionado arriba. También puedes usar un segundo navegador o incluso un segundo perfil para navegar alguna que otra vez. En ese caso es necesario configurar el navegador para que no almacene la información, por ejemplo configurando la eliminación de los datos de navegación al salir o ejecutando herramientas como CCleaner de forma regular.

Sin embargo, la navegación privada sigue siendo útil para muchos usuarios, ya que se puede acceder a ella fácilmente desde cualquier navegador.

FacebookMarcador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *