Cómo instalar y usar aplicaciones de Windows en Linux: Todo lo que necesitas saber

Linux ahora es más capaz que nunca. Con más de 1000 juegos de Linux disponibles en Steam y un cambio general hacia un software basado en la web, ahora hay una menor necesidad de usar Windows que antes. Después de todo ya puedes usar Netflix sin usar ningún hack e incluso puedes usar Microsoft Office en Linux, por lo menos una opción del mismo basada en la web.

Sin embargo, como muchos usuarios dedicados de Linux han descubierto, llegará un momento en el que sólo necesitarás correr una parte específica del software de Windows en tu PC con Linux.

Hay pocas formas de hacer esto. Aquí te mostramos todo lo que debes saber.

Wine

Wine es una forma de correr el software de Windows en Linux sin necesidad de tener Windows instalado.

Wine es una “Capa de compatibilidad con Windows“ de código abierto capaz correr programas de Windows directamente en tu escritorio Linux. En esencia, este proyecto de código abierto tiene el objetivo de reimplementear Windows desde sus bases para poder usar todas las aplicaciones de Windows sin tener que instalar ese sistema operativo.

Este es el único método que no requiere una copia de Windows, pero su desventaja es que no correrá todas las aplicaciones de manera correcta. Podrías encontrarte con algunos errores o problemas de desempeño, en especial si usas Wine para jugar juegos. Sin embargo, si usas un juego que fue lanzado hace algunos años te darás cuenta que funcionará muy bien, por ejemplo, algunos usan Wine para jugar World of Warcraft en Linux. Puedes darte una idea del desempeño que tendrá alguna aplicación o de los ajustes que requerirá visitando Wine Application Database website y buscando la aplicación que vayas a usar.

Wine

Primero descarga Wine de tus distribuidores de Linux. Una vez que esté instalado puedes descargar los archivos .exe de las aplicaciones de Windows que desees y darles doble clic para correrlos con Wine. También puedes probar PlayOnLinux, una interfaz más elegante que Wine que te ayudará a instalar programas y juegos populares de Windows.

Codewavers también ofrece una versión comercial de Wine, conocida como CrossOver Linux. Debes pagar para usar este programa, sin embargo Codewavers está intentando dejar de promocionar las aplicaciones populares (como Microsoft Office, Adobe Photoshop y algunos juegos de PC) y asegurarse de que funcionan adecuadamente. Codewavers también contribuye al proyecto Wine.

Máquinas Virtuales

Las máquinas virtuales son una forma muy conveniente de correr software de Windows en tu PC con Linux. Ya que las PCs se han hecho cada vez más rápidas, las máquinas virtuales se han vuelto comparablemente más ligeras.

Este proceso involucra instalar una copia de Windows en una “máquina virtual” como VirtualBox, VMware o Linux construido en KVM (Kernel-based Virtual Machine). Esta copia de Windows piensa que está corriendo en un hardware verdadero, pero en realidad está en una ventana de tu escritorio. Las máquinas virtuales modernas pueden incluso sacar los programas de la ventana en la que están corriendo, permitiendo que actúen como ventanas normales en tu escritorio Linux.

Máquinas Virtuales

Esta solución es más a prueba de tontos que Wine. No encontrarás errores ya que estarás corriendo estas aplicaciones de Windows en una copia de Windows.

Usar una máquina virtual no requiere una copia completa de Windows, sin embargo habrá un mayor uso de los recursos del sistema ya que la copia de Windows estará corriendo junto con tu sistema operativo primario. En particular los juegos que requieran acceso a la tarjeta gráfica de tu PC no funcionarán muy bien, pero será una excelente solución para las aplicaciones productivas como Microsoft Office o Adobe Photoshop.

Arranque Dual

El arranque dual en sí mismo no es una forma de correr software de Windows en Linux, pero esta es la forma en que muchos usuarios de Linux usan dicho software. En lugar de usar el programa directamente en Linux, puedes reiniciar tu computadora, elegir Windows y arrancar con el sistema operativo de Windows. De esta forma el software de Windows correrá en su entorno nativo. Gracias a las unidades de estado sólido modernas este proceso puede ser aun más rápido que nunca.

Arranque Dual

Esto es particularmente ideal si eres un jugador que aun no puede dejar Windows. En lugar de renunciar a todos esos juegos puedes simplemente reiniciar tu computadora cuando desees jugarlos y ya que estarás usando el sistema Windows directamente en tu hardware no tendrás dolores de cabeza por problemas de compatibilidad.

La mejor manera de configurar el arranque dual es instalando Windows primero, si tu computadora venía con este sistema operativo instalado entonces no tendrás que hacer este paso. Lo siguiente es instalar el sistema Linux de tu elección y elegir instalarlo junto con Windows. De esta forma podrás elegir el sistema operativo que quieras cada vez que enciendas tu computadora. Esta guía de Ubuntu te puede ayudar en el proceso.

Elegir la mejor opción dependerá de tus necesidades. Si necesitas correr una sola aplicación o juego entonces Wine podría se ideal. Si requieres una variedad de aplicaciones (como las versiones más modernas de Office o Photoshop con las que Wine tendrá problemas) una máquina virtual será de utilidad. En cambio, si eres un gamer que quiere seguir jugando lo juegos más actuales de Windows el arranque dual te brindará el desempeño que necesitas sin pasar dolores de cabeza con Wine.

FacebookMarcador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *